La Renta Garantizada de Ciudadanía entra en la recta final

 

Las entidades sociales apremian al Govern por la renta garantizada

Las organizaciones reclaman que la nueva ley se apruebe antes del verano

Las familias monoparentales será el primer colectivo en cobrarla

REDACCIÓN

Las entidades sociales han reclamado al Govern que priorice la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC) para que el Parlament de Catalunya apruebe antes del verano la ley que la regula. La propuesta lleva más de tres años de retraso. En diciembre del 2013 se presentaron en la Cámara Catalana 121.191 firmas de apoyo a una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que solicitaba una renta para combatir la pobreza severa.

La prestación ascenderá a unos 664 euros mensuales. Las familias monoparentales serán las primeras en percibirla. Está previsto que comiencen a cobrarla entre septiembre y octubre de este año. El resto de los trabajadores a tiempo parcial se beneficiarán en el 2020 y, cuando la ley esté desarrollada, se calcula que la percibirán 62.000 hogares. Esta cantidad,  en principio, la recibirán todos los trabajadores temporales cuyo salario no alcance los 664 euros al mes.

NUEVA REUNIÓN

La próxima semana habrá una nueva reunión de la comisión negociadora integrada por representantes de la Conselleria de Treball, Afers Socials i Famílies, gestionada por Dolors Bassa, y las entidades que impulsan la ILP tras desbloquearse el pasado jueves dos puntos conflictivos: compatibilizar la prestación con trabajos a tiempo parcial en familias en riesgo de exclusión o monoparentales.

Oriol Illa, presidente de la Taula del Tercer Sector, que agrupa a unas 3.000 entidades, se ha mostrado prudente con los “avances” en las negociaciones. “Lo que se está planteado es una redacción de un proyecto de ley que tiene que pasar la tramitación parlamentaria”, ha asegurado Illa y ha calificado de “error” que se retrase su aplicación “teniendo en cuenta las alarmantes cifras de desigualdad y exclusión social que sufre Catalunya”. Según datos de la Taula del Tercer Sector, en Catalunya hay 98.600 hogares en los que no entra ningún ingreso; 171.200 con todas las personas en paro y un 19% de la población en el umbral de la pobreza.

El Servei d’Ocupació de Catalunya (SOC) será el encargado de tramitar la renta garantizada para los nuevos beneficiarios. Los que actualmente perciben la renta mínima de inserción (RMI) pasarán automáticamente a percibir la nueva prestación. Actualmente, hay 288 millones de euros para la RMI que pasaría a la RGC si se aprueba la ley. Illa propone que la gestión de la prestación la tramite una agencia de protección social en lugar de un organismo laboral. 

 

 

Diosdado Toledano: “Hi ha hagut un gir positiu en la negociació per a la Renda Garantida"

Diosdado Toledano, un dels impulsors de la prestació que hauria de garantir uns ingressos mínims a totes les famílies de Catalunya, assegura que la negociació amb el Govern ha millorat des de l'última reunió.

http://xarxanet.org/economic/noticies/diosdado-toledano-es-preveu-una-solucio-favorable-la-renda-garantida-de-ciutadan-0

 

Recta final en les negociacions per a la renda garantida 

 Els promotors de la ILP admeten un “gir positiu” del govern 

 Un dels esculls, fer-la compatible amb feines a temps parcial

http://www.elpuntavui.cat/societat/article/-/1101430-recta-final-en-les-negociacions-per-a-la-renda-garantida.html

 

 

ECAS – Nota Premsa: Recolzament a la RGC, també per rendes del treball

Negociació per a la tramitació de la Renda Garantida de Ciutadania

Una RGC incompatible amb el treball remunerat pot resultar contraproduent

·Negar la prestació a les persones que tenen un salari, encara que aquest sigui inferior a l’IRSC, pot desincentivar l’ocupació

·ECAS fa una crida al consens per aprovar la Renda Garantida i adverteix que caldrà perseguir la contractació precària i fraudulenta

Podeu llegir el text complert al seu portal:

http://acciosocial.org/wp-content/uploads/2017/03/NdP_ECAS-alerta-sobre-possible-efecte-contraproduent-RGC_20170310.pdf

 

Càritas Diocesana de Barcelona, Mans Unides, Cristianisme i Justícia y Justícia i Pau alertan que la actual propuesta de Renda Garantida Ciudadana (RGC) excluye a las personas con contratos a tiempo parcial y con ingresos inferiores a 664€

23/02/2017 

 

El 57% de las personas atendidas por Cáritas Diocesana de Barcelona que trabajan tienen unos ingresos inferiores a los 664€ estipulados por el Indicador de Renta de Suficiencia (IRSC).

 

Barcelona,  22 de febrero de 2017 - Con motivo de las últimas negociaciones de la Comisión Promotora por una Renda Garantida Ciudadana con la Generalitat de Catalunya, Càritas Diocesana de Barcelona, Mans Unides, Cristianisme i Justícia y Justícia i Pau alertan que la actual propuesta de RGC excluye a las personas con sueldos por debajo del IRSC.

La Renda Garantida Ciudadana es una herramienta para la promoción de la persona, su empoderamiento y la mejora de sus condiciones de vida. Creemos que la Renda Garantida Ciudadana es especialmente necesaria para las personas que no perciben ningún ingreso o tienen unos ingresos inferiores a los 664€ estipulados por el Indicador de Renta de Suficiencia (IRSC), incluidos los provenientes de las rentas del trabajo (en su mayoría contratos a tiempo parcial).

Consideramos positivo que el Govern de la Generalitat de Catalunya esté en negociaciones con la Comisión Promotora por una Renda Garantida Ciudadana. Sin embargo, creemos que son necesarias propuestas que incluyan las rentas del trabajo cuando éstas sean insuficientes. También creemos que la RGC no debe convertirse en un incentivo para reducir la jornada laboral.

Durante las negociaciones de la ILP, la Comisión Promotora ha propuesto que la RGC sea compatible con las rentas de trabajo.

Creemos que la propuesta de la Comisión es un acierto, ya que hay muchas personas con contratos a tiempo parcial que no llegan a percibir los 664€ del IRSC.

Esta situación afecta a las personas que conviven en la unidad familiar del trabajador, y que en la mayoría de casos son menores. Además, según la EPA del 4º Trimestre de 2016, el 70% de los contratos a tiempo parcial en Catalunya recaen en mujeres.

Los datos de Cáritas Diocesana de Barcelona corroboran esta realidad. A partir de una muestra de 5.000 hogares atendidos por Cáritas, el 85% de las familias tenían unos ingresos inferiores a 664€. De éstas, el 40% tenían hijos menores de dieciséis años. Si sólo tenemos en cuenta las personas atendidas por Cáritas con unos ingresos derivados de las rentas del trabajo, observamos que el 57% tienen sueldos inferiores a la Renta de Suficiencia. Como venimos diciendo desde hace tiempo, trabajar no implica salir de la pobreza.

Por todo ello, defendemos que aquellas personas con un contrato laboral a tiempo parcial y un sueldo inferior a los 664€, puedan acogerse a la Renda Garantida Ciudadana (RGC). Asimismo, es necesario que la RGC sea complementaria en aquellos casos donde la persona, a pesar de trabajar, no llegue a los 664€ estipulados. Si la persona tiene unos ingresos inferiores a esta cifra, la RGC cubrirá la diferencia para llegar a los 664€.

Pedimos a la Generalitat de Catalunya que se avenga a negociar las propuestas de la Comisión Promotora por una Renda Garantida Ciudadana y encontrar una solución satisfactoria que sitúe en el centro las personas más vulnerables de la sociedad.

Apuntadores 

http://www.caritasbcn.org/es/node/4581

https://www.cristianismeijusticia.net/càritas-diocesana-de-barcelona-mans-unides-cristianisme-i-just%C3%ADcia-i-just%C3%ADcia-i-pau-alerten-que-l’ac

http://www.mansunides.org/ca/renda-garantida-de-ciutadania

http://www.justiciaipau.org/ca/85-portada/1750-posicionament-sobre-l-actual-proposta-de-renda-garantida-de-ciutadania

 
 

Video Campaña

Redes Sociales

También podéis seguirnos en:

Textos Legales

Proyecto Ley

Mémoria Justificativa

 

 

JSN Epic template designed by JoomlaShine.com
Test