¡URGE EL DERECHO A LA RENTA GARANTIZADA DE CIUDADANIA PARA SUPERAR LA POBREZA EN CATALUNYA!

 

Quienes suscribimos esta Declaración, alcaldesas y alcaldes de los gobiernos más cercanos al pueblo, conocemos el sufrimiento, el dolor, de cientos de miles de personas que día tras día acuden a nuestros servicios sociales para demandar soluciones a sus necesidades vitales, la alimentación de sus familias, la ayuda a la infancia, la gestión municipal para evitar el corte de los suministros básicos, la ayuda para evitar los desahucios, y tantas y tantas acciones para responder a sus angustias y desesperanzas.

En nuestro contacto directo con las personas de nuestras ciudades constatamos como la pobreza se extiende por doquier, y se hace más intensa y visible en los barrios y distritos donde residen las clases populares, de quienes perdieron el empleo y agotaron sus prestaciones tras fracasar en la búsqueda de faena, o malviven con un trabajo precario y mal pagado, o sobreviven gracias las raquíticas pensiones de sus mayores. Mientras una minoría se enriquece y defrauda al fisco, o mueve su dinero a los paraísos fiscales como es de todos conocido.

Este drama social pervive en nuestra sociedad desde hace muchos años, los gobiernos del Estado y de la Generalitat en lugar de adoptar las medidas necesarias para crear empleo digno, o redistribuir solidariamente la riqueza, han aplicado recorte tras recorte social, particularmente contra las gentes más vulnerables.  El terrible episodio del recorte de la Renta mínima de Inserción en agosto de 2011, y el sufrimiento causado a tanta gente, todavía está en nuestra memoria.

Ante esta situación, cerca de 50 ayuntamientos de Catalunya, entre las cuales las principales ciudades, que representan en conjunto la gran mayoría de la población de nuestro país, aprobamos hace más de dos años mociones de apoyo a la Iniciativa Legislativa Popular por una Renta Garantizada de Ciudadanía.

Desde nuestra responsabilidad institucional y conciencia solidaria asumimos la defensa de un proyecto de ley que desarrollaba un derecho esencial para toda la ciudadanía de Catalunya, que garantizaba los mínimos para una vida digna a todas las personas con nulos o escasos recursos, y que permitía avanzar en la cohesión social y superar la pobreza.

La expectativa de una rápida aprobación de este proyecto de ley tramitado por la vía de urgencia tras su presentación en el Pleno del Parlament el 26 de marzo de 2014, no se ha cumplido. Sea por la incoherencia de quienes no respetan la soberanía del pueblo de Catalunya al bloquear el desarrollo de unos de los principales derechos sociales y de ciudadanía que contempla (el artº 24.3), o por insensibilidad ante el sufrimiento de las personas más desfavorecidas, la tramitación de esta propuesta de ley se ha prolongado injustamente. Y ha sufrido nuevos aplazamientos a causa de los adelantos electorales que hemos vivido.

Nosotras y nosotros, alcaldesas y alcaldes de Catalunya con el mandato de nuestros pueblos de defender sus derechos y dignidad, en cumplimiento de nuestros compromisos ante la ciudadanía, coherentes en el desarrollo de los principios y valores de justicia, solidaridad y fraternidad, pedimos encarecidamente al Parlament de Catalunya que realice su trabajo con diligencia y apruebe la propuesta de ley en los próximos meses , respetando los aspectos fundamentales del contenido de la propuesta de ley, de manera concertada con la Comisión Promotora de la Iniciativa legislativa popular, y siempre con voluntad de mejorar y enriquecer dicha propuesta.

Demandamos también al Gobierno de la Generalitat que facilite y respete la tarea del Parlament durante la tramitación de esta propuesta de ley, y prepare en el curso de 2016 la implementación administrativa que permita su aplicación efectiva en el plazo que estipula la propia ley.

A las gentes de nuestras ciudades, a la ciudadanía de Catalunya les pedimos que estén vigilantes y exigentes con las instituciones para que cumplan su obligación de hacer realidad el derecho a una Renta Garantizada de Ciudadanía.

Por nuestra parte, nos comprometemos a extender la renovación de las mociones de apoyo en curso en los nuevos ayuntamientos surgidos de las últimas elecciones municipales, a prestar nuestra colaboración en la tarea de informar al pueblo sobre el curso de la tramitación de la propuesta de ley, y en su caso a facilitar las iniciativas y acciones de la ciudadanía que sean necesarias para superar nuevos bloqueos o dificultades.

¡Es hora que se cumpla la esperanza de una Catalunya cohesionada socialmente, sin pobreza, y con plena dignidad!

Para conseguirlo la prioridad es rescatar las personas.

Firman  alcaldesas y alcaldes ayuntamientos:

Joomla templates by a4joomla